BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud y Bienestar!

Cómo Hacer Cebolla Caramelizada DELICIOSA

De qué forma hacer cebolla caramelizada facil.

La cebolla caramelizada es muy simple de hacer y, además de esto, destaca el sabor y la textura de los platos.

La cebolla caramelizada es una de las guarniciones más empleadas por chefs, cocinillas y apasionados de la gastronomía.

Su sabor dulzón -fruto de la caramelización de sus jugos- hace de este ingrediente un comodín estupendo que podemos hallar tanto en ensaladas como en pinchos de barra, acompañando un asado de carne, de pescado o bien un fino taco de foie.

Cómo Hacer Cebolla Caramelizada DELICIOSA

Cómo Hacer Cebolla Caramelizada DELICIOSA

Las combinaciones posibles son muchas y su preparación es sencillísima, de forma que con poco esmero vamos a poder lograr unos platos logradísimos con un toque diferente.

Ahora explicamos como se hace la cebolla caramelizada y cuáles son los platos con los que casa mejor.

La cebolla caramelizada tuvo su apogeo en la cocina de los noventa.

Se puso de tendencia como guarnición en muchos de los llamados “platos en miniatura”, que eran la evolución del pincho de barra.

Se comenzó a emplear, sobre todo, para acompañar recetas con foie a la plancha, si bien el sabor dulzón de la cebolla conquistó con velocidad otros platos, desde los que protagonizan hortalizas y verduras hasta pescados, mariscos y carnes.

Complementa perfectamente los platos con un punto de sal o bien las preparaciones que son algo grasas.

Cómo Hacer Cebolla Caramelizada DELICIOSA.

Su preparación es bien fácil.

La buena caramelización se efectúa sin apenas azúcar, aunque es preciso, para esto, seleccionar cebollas de variación dulce (las moradas).

En el momento en que tengamos la cebolla caramelizada, si no la emplearemos al instante, podemos guardarla en un bote de cristal con su tapa en el frigo hasta el momento en que la usemos.

Limpiamos bien la cebolla y la cortamos en finas láminas (corte en juliana).

Haz Click Aquí Para Ver:  10 Alimentos Saludables y Deliciosos en Tu Nutricion

En una sartén antiadherente con tapa vertemos un tanto de aceite de oliva o bien mantequilla, espolvoreamos con sal y ponemos las tiras de cebolla a fin de que se cocinen a fuego suave, prácticamente olvidándonos de ellas.

De este modo, los jugos de la cebolla salen poquito a poco y se genera la caramelización con la grasa del aceite o bien la mantequilla.

Esta mezcla cubrirá la superficie de la cebolla y va a quedar adherida a ella, dotándola de ese aspecto tan propio, dorado y cobrizo refulgente.

La única cautela que debemos tener es que no se queme el caramelizado: si esto ocurre, la cebolla va a adquirir un desapacible sabor amargo.

Este es el procedimiento tradicional y el que queda más sabroso, mas asimismo el que tarda más.

A veces precisamos apresurar el proceso, bien por carencia de tiempo, bien pues la cebolla escogida no suelta demasiados jugos.

Para lograr un caramelizado más veloz (y asimismo rico), existen dos trucos, si bien debemos rememorar que se va a perder un poco del sabor original:

  • Reemplazar la sal por un tanto de bicarbonato.

Esto acelera la salida de los jugos de la cebolla y deja que se caramelicen ya antes.

El sabor final es semejante, mas queda un retrogusto diferente a la cebolla.

  • Añadir una cucharadita de azúcar moreno y un tanto de agua.

La evaporación del agua, al haber estado en contacto con el azúcar, hace que se forme un caramelo que cubre la cebolla.

Hay que cuidar que el proceso no sea demasiado veloz, puesto que puede suceder que se genere la caramelización con la cebolla todavía cruda.

Haz Click Aquí Para Ver:  4 Tips para Adelgazar 4 Kilos en un Mes

Cebolla caramelizada: 8 maridajes perfectos.

A la cebolla caramelizada podemos hallarla en múltiples preparaciones.

En ciertas de ellas, el contrapunto de sabores y la combinación de texturas son en especial notables:

UNO. En tortilla.

Tanto en la tradicional de patata, como en una francesa o bien con tortillas paisanas con un pisto de verduras, es un complemento ideal.

Es mejor cocinar por un lado las verduras o bien las patatas, y con posterioridad añadir la cebolla caramelizada para fortalecer el sabor de la receta.

La combinación de patata cocinada con cebolla caramelizada en sí es la base de ensaladas tibias, de revueltos de huevo y tortillas y de guarniciones de pescado y carnes blancas a la plancha.

DOS. Con verduras salteadas.

Generalmente, va bien con todas y cada una de las que acostumbramos a sofreír, puesto que destaca su sabor.

Queda realmente bien con unos espárragos trigueros, con unas tiras de calabacín y con puerros, mas sobre todo con los hongos, champiñones y setas normalmente.

El sabor terroso de estos comestibles es refinado y se complementa con perfección con la cebolla caramelizada.

TRES. Con unos pimientos asados.

Así como berenjena (asimismo asada) y unos ajos confitados, como acompañamiento de la ensalada caliente más famosa: la escalibada catalana.

En este plato, la caramelización de la cebolla une el resto de los ingredientes y sabores.

CUATRO. Con foie.

La combinación de la cebolla caramelizada con foie es un plato redondo donde el dulzor de la cebolla rebaja un tanto la grasa del foie y, al unísono, fusiona los 2 sabores.

En el momento en que los hemos probado juntos, cuesta meditar en uno sin el otro.

Haz Click Aquí Para Ver:  Como Adelgazar Rapidamente en Una Semana

Cinco. Con morcilla.

Entre las preparaciones grasas, una alternativa más económica que el foie es la morcilla asada.

Acompañada con cebolla caramelizada y unas láminas de manzana salteada, se convierte en uno de los pinchos o bien tapas más empleados en la zona de Burgos (conocida por sus morcillas de arroz y cebolla).

Seis. Con filete de res y de cerdo.

Es una de las guarniciones más socorridas, como con pechugas de pollo elaboradas a la plancha.

Complementa de forma muy simple.

Si además de esto acompañamos con unos pimientos del piquillo confitados, vamos a ver que es una de las guarniciones más gustosas que vamos a haber probado.

Siete. Con pescados.

Asimismo se puede usar, mas sobre todo para pescados asados enteros en el horno así como unas patatas panaderas.

Ocho. En la preparación de tartaletas (tipo quiche lorraine).

Con base de pasta quebrada y rellenas de verduras, jamón, nata y huevo.

Un toque de cebolla caramelizada es una alternativa atinada, del mismo modo que con las pizzas.

Si deseamos asombrar a nuestros comensales, podemos agregar un tanto de esta cebolla caramelizada a las pizzas caseras, así sean vegetales (con champiñón, calabacín o bien pimientos) o bien algo más grasas, con bacon o bien carne picada.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud y Bienestar!




Escribe un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *